10 Nov
2016

Corrección postural II

La buena postura va de la mano con la correcta utilización de los recursos corporales, sobre todo el abdomen y la columna, que son el eje del cuerpo y donde están los centros de mayor fuerza que poseemos.

Para conseguir una buena colocación sobre el eje tenemos que comenzar por los pies, observando la forma de pisar, los apoyos, posición de los dedos y metatarsos, estabilidad en los tobillos.

A continuación las rodillas, su morfología, situación y dirección al flexionarlas.

Seguimos por las caderas: la postura de la bandeja pélvica es fundamental, la capacidad de rotación a ántero y retro, de esto depende que pueda aparecer dolores en la zona del sacro y un arco exagerado en la columna lumbar. Los problemas de ciática se resuelven con la correcta situación y movilidad de las caderas. Pilates te enseña desde la base a corregir estas diferencias posturales.

Reforzar la musculatura que rodea la columna, es indispensable para evitar el desgaste, proteger los discos intervertebrales y así prevenir la aparición de hernias discales, que luego limitan la movilidad y con ello, por tener tanta importancia en el esquema corporal, la vida de las personas.

La zonas de los hombros es donde por lo general más tensión se acumula, sobre todo si la cabeza está desalineada del eje de la columna. La córcoba que suele aparecer entre los omoplatos es una muestra más de cómo el cuerpo se defiende e intenta por todos los medios de conseguir un equilibrio aunque es este caso es un equilibrio postural falso.

El peso de la cabeza es considerable  y ejerce su influencia si esta mal colocada.

Las personas que acuden a  nuestras clases tiene que sentir su cuerpo, escuchar las sensaciones corporales  y comprender desde su percepción interna nuestras correcciones y el porque de ellas, así luego en su día a día lo tendrá en cuenta y seguirá trabajando estas modificaciones en pequeños gestos o postura cuando lo recuerde. Esto hará que su musculatura se vaya rectificando y los cambios y beneficios aparecerán paulatinamente.

1Noelia Barranco.

 

Déjanos saber su opinión