21 Oct
2017

Trabaja la postura

IMG_6749Debes dominar cada paso antes de llegar al final.

Todo el esfuerzo que hacemos en realizar una buena postura abre el corazón. Esta libertad, que experimentamos cuando trabajamos con precisión y sincera voluntad, abre nuevas posibilidades físicas. Cuando empezamos un ejercicio y queremos llegar a la cima sin dificultad debemos tener una base firme. Eso se consigue a través de la práctica diaria para elevar la conciencia postural, con la respiración consciente y por supuesto prestando mucha atención a la integridad de la alineación en cada momento.

Lo que al principio parece aburrido y restrictivo es lo que al final confiere integridad al cuerpo, y por consiguiente al espíritu.

Cuando practicas Pilates con precisión creas el espacio necesario para explorar tu potencial físico,  ayudándote a conocer tu cuerpo interior y sentir…haciendo que la práctica sea energética y no estática.

Dedica un tiempo a comprobar los puntos corporales en la posición de inicio y valora si estas preparado para continuar. En el curso del ejercicio, detente cuando sea necesario para reagrupar y restablecer la postura. Incorpora los principios básicos de Pilates hasta conseguir la armonía del movimiento.

Ten conciencia en el acto, no juzgues tu postura, ni tu práctica  si lo haces bien o mal. Cuando intentas hacer algún ejercicio en perfección dejas de ser testigo de cada momento, ya sea positivo o negativo.

Ten confianza y exploraras un enfoque liberador de equilibrio, te dará fuerza para realizar cambios positivos en tu vida.

Noe Barranco

Caroline Suetens

 

Déjanos saber su opinión